Carta Abierta al público norteamericano

 25 de agosto de 2004

 

Tomada de http://www.johnkerry.com/pdf/pr_2004_0825.pdf

Traducción de Alberto Supelano asupelan@etb.net.co

El presidente Bush y su administración se han embarcado en un curso temerario y extremo que pone en peligro la salud económica de nuestra nación en el largo plazo. John Kerry entiende que una sana política económica requiere un cambio sustancial de dirección, y nosotros lo apoyamos para Presidente. 

Las diferencias entre el Presidente Bush y John Kerry con respecto a la dirección de la economía son más profundas que en cualquier otra elección Presidencial a lo largo de nuestra experiencia. El presidente Bush cree que los recortes de impuestos que benefician a los norteamericanos más ricos son la respuesta a casi todos los problemas económicos. Los recortes de impuestos de la Administración Bush fueron planeados deficientemente y por consiguiente han dado insuficientes estímulos a la creación del trabajo. El principal efecto de las políticas fiscales de la Administración Bush ha sido el de convertir los excedentes presupuestales en enormes déficit presupuestales. La irresponsabilidad fiscal del Presidente Bush amenaza la seguridad económica y la prosperidad de nuestra nación en e largo plazo. En un momento en que nuestra nación debería estar ahorrando para el futuro, para pagar las prestaciones de Medicare y de la seguridad social de la generación de la explosión demográfica, nuestra deuda nacional se está elevando; el contrato social que ata a una generación con otra está siendo amenazado por la desintegración. El aumento del endeudamiento con el extranjero de casi cinco por ciento del PIB lleva a que nuestro país, nuestra economía y la estabilidad global sean cada vez más vulnerables a los cambios de sentimientos de los inversionistas extranjeros e incluso, de los inversionistas nacionales. Al mismo tiempo, sus políticas han exacerbado la desigualdad de los ingreso, han fracasado para enfrentar la disminución de los salarios reales y el aumento de los costos de atención de la salud de las acorraladas familias norteamericanas, e ignoran la necesidad de inversiones críticas para estimular el crecimiento en el largo plazo.

John Kerry seguirá un curso diferente. Creemos que restablecerá la responsabilidad fiscal. Se ha comprometido a hacer inversiones esenciales en capital humano, tales como ayudar a las familias a cubrir los costos de la educación superior. Ha hecho una propuesta que hará frente al problema del aumento de los costos de la atención de la salud. Creemos que tiene la capacidad y el compromiso de trabajar con nuestros aliados y socios comerciales para promover el crecimiento global que mejore la situación de los trabajadores de todo el mundo.

John Kerry es nuestra opción para que sea el próximo Presidente Estados Unidos. Esperamos que usted se una a nosotros. 

Firmado por los siguientes Premios Nobel de Economía:

George A. Akerlof University of California at Berkeley 2001

Kenneth J. Arrow Stanford University 1972

Daniel Kahneman Princeton University 2002

Lawrence R. Klein University of Pennsylvania 1980

Daniel L. McFadden University of California at Berkeley 2000

Douglass C. North Washington University St. Louis 1993

Paul A. Samuelson MIT 1970

William F. Sharpe Stanford University 1990

Robert M. Solow MIT 1987

Joseph E. Stiglitz Columbia University 2001

Las opiniones que se expresan en esta carta representan a las de los signatarios en su calidad de ciudadanos. No necesariamente representan las opiniones de las instituciones a las que están afiliados.